III Fase

Image of

Descripción

Cuando las muchachas están preparadas para integrarse en la sociedad como personas independientes y activas pasan a esta tercera fase. En la misma el trabajo de Inhijambia consiste en ofrecer acompañamiento a través de visitas domiciliares, talleres de control financiero, talleres sobre administración del tiempo, reuniones de evaluación y reflexión, atención psicológica individual, de pareja y familiar cuando lo necesiten.

Las muchachas que no pueden ser reintegradas en su familia y carecen de recursos para costear su alojamiento y el de sus hijos e hijas reciben apoyo de la Asociación a través de Hogares Individuales y Hogares Grupales. También se las apoya en el mantenimiento de sus hijos en Centros de Desarrollo Infantil (CDI) para que ellas puedan trabajar y continuar estudiando.

Image of

Debido a las altas tasas de desempleo en el país, y a las dificultades adicionales derivadas del historial de las muchachas y de su condición de mujeres, Inhijambia ha diseñado alternativas de trabajo denominadas Unidades Económicas de Producción (UEP) que les permitan acceder a una forma digna y sostenible de obtener los ingresos necesarios para su mantenimiento y el de sus hijos e hijas. Actualmente existen UEP dedicadas a: venta de alimentos procesados, venta de refrescos naturales, horno artesanal para elaborar y vender pan, estudio fotográfico, pulperías.

Image of

Las muchachas de esta fase tres, trabajan como promotoras en la fase uno y dos siendo parte del personal que atiende a la población meta, reciben capacitaciones teórica práctica permanente. Otras trabajan en empresas privadas en los cargos de: vigilancia, conserje, etc.

Es importante señalar que las muchachos necesitan en las tres fases atención psicológica integral permanente para poder garantizar la estabilidad emocional y el fortalecimiento de la autoestima necesarios para afrontar los retos de la vida.

Se trabaja en cada fase con la familia y comunidad. Leer más aquí